top of page

Los orígenes genéticos del Maine Coon



La raza de gatos Maine Coon es conocida por su apariencia majestuosa y salvaje. Sin embargo, detrás de esta apariencia se encuentra una historia genética fascinante que se remonta a las décadas de 1960 y 1970.


Los pilares genéticos de la raza

La raza Maine Coon, tal como la conocemos hoy, se originó a partir de cinco gatos fundamentales. Estos gatos, conocidos como los “Top 5”, representan entre el 70 y 75% del patrimonio genético del Maine Coon en las líneas clásicas o tradicionales. Son los siguientes:


Andy Katt of Heidi Ho: Este gato contribuye con aproximadamente el 20% del patrimonio genético de la raza.


Bridget Katt of Heidi Ho: Al igual que Andy Katt, Bridget Katt contribuye con otro 20% al patrimonio genético.


Dauphin de France of Tati Tan: Este gato aporta un 15% adicional al patrimonio genético.


Tatiana of Tati Tan: Tatiana contribuye con un 8% al patrimonio genético.


Smokie Joe of Whittemore: Smokie Joe aporta aproximadamente un 7% al patrimonio genético.


Estos cinco gatos son los pilares genéticos de la raza Maine Coon y han dejado una huella indeleble en su diversidad genética.


Los “Clones”: La consolidación del aspecto salvaje

A finales de los años 70, una pareja de gatos, Heidi Ho Sonkey Bill y Tanstaafl Polly Adeline, jugó un papel crucial en la consolidación del aspecto salvaje del Maine Coon. Esta pareja produjo una descendencia morfológicamente homogénea y espectacular.


Estos cachorros, debido a su gran similitud con los “Top 5”, fueron apodados los “Clones”. De hecho, se estima que los “Clones” tienen un 91% de similitud genética con los “Top 5”. Debido a su éxito en las exposiciones felinas, los “Clones” se introdujeron en la mayoría de los planes de cría de los años 80. Hoy en día, representan el 40% de los pedigrees de los gatos actuales.



La raza Maine Coon, con su aspecto salvaje y su majestuosidad, es el resultado de una cuidadosa selección y cría a lo largo de varias décadas. Los “Top 5” y los “Clones” han jugado un papel crucial en la formación de esta raza, dejando una huella genética que sigue siendo evidente en los Maine Coons de hoy. A medida que continuamos apreciando y criando estos gatos maravillosos, es importante recordar y honrar su rica historia genética.

Esta historia nos recuerda la importancia de la diversidad genética y la selección cuidadosa en la cría de gatos, y cómo estos factores pueden dar lugar a una raza tan única y amada como el Maine Coon.


Entradas recientes

Ver todo
bottom of page