top of page

Cuidando a tu Maine Coon: Alimentos que debes evitar



En esta ocasión, explicaremos el delicado tema de los alimentos que pueden ser perjudiciales para los gatos. Es esencial que los dueños de mascotas estén informados sobre lo que deben y no deben darle a su Maine Coon para garantizar una vida larga y saludable.


1. Chocolate y cafeína


El chocolate y la cafeína son sustancias tóxicas para los gatos. Ambos contienen teobromina y cafeína, que pueden afectar el sistema nervioso central de los felinos.


2. Cebollas y ajo


¿Sabías que las cebollas y el ajo, ingredientes comunes en muchas cocinas, pueden ser extremadamente perjudiciales para tu Maine Coon?


 Las cebollas y el ajo contienen sustancias químicas que pueden dañar los glóbulos rojos de los gatos, causando una afección conocida como la destrucción de los glóbulos rojos. Estos alimentos contienen compuestos llamados tiosulfatos, que pueden provocar una reacción tóxica en el sistema sanguíneo de los gatos.


3. Huesos de pollo y pescado crudo


Aunque a muchos gatos les encanta el pollo y el pescado, es vital entender por qué los huesos de pollo y el pescado crudo pueden representar un riesgo significativo para su salud.


Huesos de pollo: Los huesos cocidos pueden astillarse y causar daño al tracto gastrointestinal de los gatos. Además, los huesos de pollo crudos pueden contener bacterias dañinas como la salmonela, que podría enfermar gravemente a tu gato.


Pescado crudo: El pescado crudo, especialmente el pescado de agua dulce, puede contener parásitos como el Opisthorchis felineus, que pueden causar enfermedades graves. Además, el pescado crudo puede contener altos niveles de tiaminasa, una enzima que descompone la tiamina (vitamina B1) y puede provocar deficiencias nutricionales.


4. Leche


La asociación entre gatos y leche proviene de representaciones culturales y mediáticas, como la imagen del gato disfrutando de un tazón de leche. Sin embargo, hay varios motivos por los cuales la leche puede no ser segura ni adecuada para todos los gatos.


Lactosa: Muchos gatos son intolerantes a la lactosa, un azúcar presente en la leche. La lactosa es digerida por una enzima llamada lactasa. Después del destete, algunos gatos disminuyen la producción de lactasa, lo que resulta en intolerancia a la lactosa. Darle leche a un gato intolerante puede llevar a problemas gastrointestinales como diarrea y malestar estomacal.


Dieta equilibrada: Los gatos obtienen la mayoría de los nutrientes necesarios de su comida balanceada y no necesitan leche como fuente nutricional. Darles leche sin control puede interferir con su dieta equilibrada y causar problemas de salud.


Alternativas más seguras: En lugar de leche regular, existen en el mercado leches especiales para gatos que han reducido o eliminado la lactosa. Estas opciones están formuladas para ser seguras y nutritivas para los gatos.


Cuidar a nuestro Maine Coon, es crucial ser consciente de los alimentos que pueden poner en peligro su salud. Al conocer y evitar estos alimentos dañinos, estamos dando un paso importante hacia una vida más saludable y feliz para nuestros Maine Coon. 


Entradas recientes

Ver todo
bottom of page